Novedades

BIM + COMUNICACIÓN INTEGRADA

BIM + COMUNICACIÓN INTEGRADA

UNO DE LOS ASPECTOS MÁS DESTACADOS DE LOS CAMBIOS QUE LA IRRUPCIÓN DE LOS PROCESOS BIM (BUILDING INFORMATION MODELING) ESTÁ GENERANDO EN LOS ÁMBITOS DE TRABAJO DEL SECTOR AEC (ARQUITECTURA, INGENIERÍA, CONSTRUCCIÓN, POR SUS SIGLAS EN INGLÉS) GUARDA RELACIÓN CON LA GESTIÓN DE LA INFORMACIÓN, Y POR ENDE, CON LA FORMA EN QUE SE ADMINISTRAN ESTOS FLUJOS DE DATOS EN LOS ENTORNOS CORPORATIVOS QUE GESTIONAN PROYECTOS.


Un modelo BIM puede contener una enorme cantidad de información dentro de su estructura paramétrica. no solo los datos geométricos de elementos constructivos sino también información técnica precisa acerca de sus procedimientos de ejecución, especificaciones de fabricación, de mantenimiento, de impacto ambiental (huella de carbono, por ejemplo, o consumo energético), de su costo o hasta sus condiciones de acopio en obra. prácticamente todo el universo de datos inherentes a la producción de una obra tiene su lugar dentro de un único archivo, el del edificio virtual, y esa información estará disponible, sujeta a revisión y cambios o a todo aquello que la dinámica del propio proyecto demande. 

Esta “concentración” digital de información a su vez deberá estar operativa para llevar adelante los procesos de Proyecto, de Producción (Obra) y Mantenimiento. Por lo tanto, deberá ser funcional y estar disponible para un conglomerado de actores técnicos y profesionales que provienen de muy diversas disciplinas, a lo largo de todo el ciclo de vida del proyecto.

Si a esto le sumamos que en un proyecto de construcción no interviene una empresa sino muchas (desarrolladores, inmobiliarias, estudios de arquitectura e ingenierías, empresas constructoras y subcontratistas, proveedores de insumos y fabricantes de equipamiento), con sus propios requerimientos y culturas de trabajo según su especialidad, los requerimientos de información y, sobretodo, el control que pueda ejercerse sobre esos flujos son claves para potenciar las capacidades que brinda el modelo BIM.

Los flujos de información no son en absoluto lineales, sino que, por el contrario, establecen recorridos muy diversos y transversales. De allí que uno de los desafíos más grandes a la hora de implementar metodologías BIM en un proyecto es tomar conciencia de la importancia de contar con herramientas de comunicación que brinden la posibilidad de que la interacción entre los distintos actores se desenvuelva en un marco integrado, dentro un verdadero ecosistema versátil y potente, de tal forma que la disponibilidad de los datos y los flujos de trabajo asociados a los distintos procesos sean accesibles y fomenten las prácticas colaborativas.

En este sentido, se está avanzando cada vez más en la utilización de las denominadas Redes Sociales Corporativas (Corporate Social Networks) en proyectos basados en metodologías BIM. Estas metodologías, surgidas para integrar y comunicar distintas gerencias de grandes empresas, hoy se aplican a nivel prácticamente universal, adaptándose a organizaciones de cualquier tamaño. Similares a un Facebook en cuanto a funcionalidades generales, pero con un número definido de usuarios, su facilidad de uso permite una rápida adopción por cualquier organización. Según estudios de Mc Kinsey Institute, el aumento de productividad al contar con un ambiente de comunicación integrado ronda entre el 20 y 25% (http://www.mckinsey.com/industries/ high-tech/our-insights/the-social-economy). Algunos de sus beneficios más evidentes son:

Existen varios productos en el mercado que satisfacen la mayoría de los requerimientos. Los más difundidos son Yammer y Slack. Si bien ambos tienen herramientas de comunicación similares (chat privado, global, gestión de archivos, gestión de grupos de trabajo, etc.), el primero, adquirido por Microsoft, está más integrado a desenvolverse dentro del entorno de Office 365, más precisamente con Sharepoint. En el caso de Slack, su integración con Dropbox y otras utilidades lo hacen mucho más versátil en cuanto a interoperabilidad con otras aplicaciones. Las decisiones de buscar herramientas para gestionar las comunicaciones de los proyectos son imprescindibles para tener un control operativo y un verdadero tablero de comando de la información que se genera mediante BIM y sus circuitos diferenciados de circulación. Su adopción facilita la colaboración y promueve la integración de profesionales de diversas disciplinas.